8M cada día

Hace tiempo que el 8M dejó de ser un día de lamento de la discriminación hacia la mujer a una demostración de fuerza de la sociedad que entiende la sociedad como una unión entre iguales, es decir, una demostración del feminismo amplio, transversal, diverso y combativo. El feminismo ya entiende que para defender a la mujer hay que defender la mujer racializada, la mujer migrante, la mujer lesbiana, la mujer diversa, la mujer a la que han quitado del sistema de producción, la mujer prostituta y, por supuesto, a la mujer trans.

Y como tantes que entendemos la sociedad rica cuanto más igualitaria en la diversidad, Generem, junto con otras personas trans, estuvimos en la manifestación del 8M en Barcelona. Fuimos 300.000, una bestialidad comparado con años anteriores. Una bestialidad, para compensar la bestialidad patriarcal. Fuimos tantas ese día, somos todas cada día!

Remarcamos un hecho histórico: nuestra compañera, Sofia Bengoetxea, leyó parte del manifiesto de la manifestación. Era la primera vez en Catalunya que, en un acto masivo, una mujer, que resulta que ha pasado por una experiencia trans, habla en nombre de todas las mujeres

Generem en la fabulosa manifestación del 8M en barcelona. Drets trans*, drets humans